Sin duda, la stroopwafel es la galleta más típica de Holanda.

El dulce aroma de las galletas recién horneadas atraerán tu atención desde todos los rincones de los mercados. Siendo las más apreciadas tanto por los turistas que visitan los Países Bajos, como por los propios holandeses!

La stroopwafel, waffel de caramelo o galleta con sirope de caramelo, es una galleta formada por dos especies de wafles unidos entre sí por un delicioso relleno de caramelo.

¡Es el regalo preferido para llevar de vuelta a casa tras tus vacaciones!

Video Thumbnail
Stroopwafel Fabriek

DISFRUTARLA

Comerlas tal cual las encuentras en el supermercado, están deliciosas, sin embargo, es costumbre ponerla sobe una taza de té o bebida caliente, y esperar a que el delicioso relleno de caramelo se derrita lentamente, hasta llegar a tu boca…
En los mercados del centro de la ciudad te puedes encontrar con puestos, en los que la Stroopwafel simplemente es espectacular.
Recién hechas, calentitas, del tamaño perfecto para disfrutarla en cualquier momento del día.

SERVIRLA

Una stroopwafel es maravillosa de cualquier manera en que la sirvas, pero para los más golosos, siempre hay ingredientes adicionales que se pueden añadir para hacerla aún más increíble. (A mí personalmente me encantan solas y calentitas)
  1. Las puedes servir cubiertas con un poco de chocolate fundido.
  2. Haciendo una doble stroopwafel relleno de helado.
  3. Cubrirlas con un poco de nata y fresas con plátano, o la fruta que más te guste.
  4. Haciendo una doble stroopwafel rellena de queso mascarpone, fresas y cubierta con unos ligeros detalles de chocolate.
  5. Servirla en pedacitos con yogur helado.
¿Qué idea te ha gustado más?

HISTORIA

La stroopwafel se inventó en la conocida ciudad de Gouda, allá por el año 1784.
La historia cuenta, que un panadero de la zona, creo una galleta a base de la migajas que le sobraban, para luego rellenarla con jarabe de caramelo.
La stroopwafel surgió como un alimento para los pobres, y ha evolucionado hasta llegar a ser uno de los manjares más conocidos de Holanda.
A principio del siglo 19-20 había más de 100 panaderías que hacían stroopwafel.
La “stroopwafel” de Kamphuisen fué durante siglos fuente de inspiración para muchos panaderos.
Con el paso del tiempo la confitería Kamphuisen se convirtió en un nombre popular en la ciudad de Gouda. El lugar ideal para comprar algo delicioso y servirlo para las fiestas navideñas o cualquier otro gran evento y tener éxito asegurado.
Estoy segura que la razón del éxito era por algún motivo que todos nos imaginamos, su delicioso sabor.
Pues así es, ya que en el siglo 19 consiguieron varios premios por su exquisito sabor y calidad.
Tal fué la fama de las “stroopwafel” de Kamphuisen, que la reina Juliana enviaba un chofer a recoger pedidos con regularidad a la tienda.

Más para ti...

Sigue Explora Holanda en redes sociales!

FacebookTwitterYoutube

Comentarios

Por favor deja tus comentarios abajo!