Al norte de Holanda se encuentra una de las zonas residenciales más bonitas de los Países Bajos, Zaanse Schans.

Zaanse Schans nos muestra lo mejor de la región de Zaandam y forma parte del patrimonio histórico de los Países Bajos, recibiendo cada año a más de 1,5 millones de visitas.

Zaanse Schans está lleno de actividades y por supuesto te garantiza un día estupendo. Lo más característico es sin duda sus molinos. Aunque en el pasado llegó a tener unos 600 molinos, en la actualidad podrás disfrutar de 6. Cada uno de ellos todavía siguen funcionando.

Debido a la cantidad tan elevada de visitantes, siendo un sitio muy turístico, encontrarás muchos souvenirs típicos de Holanda.

De todos los edificios que se encuentran en Zaanse Schans, el más antiguo es “La casa del Cazador” ZEILENMAKERSPAD. Se trata de una residencial familiar que data del año 1623 y actualmente es una casa de antigüedades.

“La casa del comerciante” Kalverringdijk, estuvo a punto de no formar parte de Zaanse Schans. El propietario quiso deshacerse de ella, para ampliar su fábrica en Oostzijde, así que decidió donarla a Zaanse Schans. Aunque no pasó una primera votación, al no tener tanta calidad ni ser un monumento, lo cierto es que su belleza interior fué el elemento decisivo para su adquisición.

¿Buscando un hotel en la zona?

Best Western Zaan Inn, Zaandam

A unos 20 min por tren desde el aeropuerto de Schiphol se encuentra este hotel. Tiene una ubicación estupenda para visitar la ciudad de Zaandam, como también Zaanse Schans y Amsterdam.

El hotel dispone de diferentes tipos de habitaciones, según lo que necesites. Comprueba los precios y la disponibilidad del hotel.

Otro de los sitios más curiosos es el almacén “De Vrede”, en el que podrás descubrir como se hacen los zuecos más conocidos de Holanda. Aunque antiguamente se hacían manualmente, en la actualidad los hacen máquinas para cubrir la gran demanda.

Este almacén cuenta con un pequeño museo en el que verás una estupenda exposición con los zuecos más curiosos que jamás hayas imaginado, incluso uno hecho de diamantes.

klompenmakerij-zaanse-schans

Otro favorito es el edificio de la quesería. Aquí tendrás la oportunidad de probar muchas variedades de queso y comprar el que más te guste. Si eres un amante de los quesos, será tu perdición.

La chocolatería es también interesante. Te muestran el proceso de elaboración del chocolate, desde el grano del cacao hasta el chocolate que consumimos. Por supuesto aquí también puedes comprar chocolate, incluso elegir una tableta diseñada para tí en el momento.

Historia

Con el desarrollo industrial en las ciudades, los edificios emblemáticos corrían el riesgo de desaparecer. Esto fué lo que el arquitecto Jaap Schipper evitó, diseñando un plan para encontrar un nuevo emplazamiento para muchos de ellos.
En la región de Zaandam hasta la era de vapor, albergaba unos 600 molinos de viento, que molían de forma continua grandes cantidades de especias, cacao y pintura, comprimiendo aceite y serrando madera. De esta manera Zaandam llegó a ser uno de los principales motores económicos de Europa, de carácter mundial.
Esta zona parecía la más adecuada para convertirse en el patrimonio histórico de Zaandam. Desde el año 1961, fueron trasladados a Zaanse Schans diferentes edificios por agua y por tierra.

Más para ti...

Sigue Explora Holanda en redes sociales!

FacebookTwitterYoutube

Comentarios

Por favor deja tus comentarios abajo!